¿Por qué Planes de Pensiones Caser?

Lo mejor de tu vida aún está por venir. Sobre todo, si eres previsor. Te presentamos la mejor manera de asegurar tu porvenir con nuestros seguros de ahorro. El Grupo Caser tiene experiencia en el mundo de los seguros y también una posición de liderazgo en el campo de los planes de pensiones.

Los PLANES DE PENSIONES son un producto de ahorro a largo plazo, con un tratamiento fiscal muy atractivo, cuyo objetivo es complementar la pensión de jubilación. Es decir, ahorro en la actualidad por sus ventajas fiscales y mayor poder adquisitivo al alcanzar la jubilación.

¿A quién le interesa?

Teniendo en cuenta que hay que empezar a preparar la jubilación desde el primer momento de la vida laboral, los planes de pensiones interesan desde el inicio de ésta. Pero, son especialmente interesantes para aquellas personas que:

  • Necesiten desgravar el máximo posible cada año.
  • Necesitan imponerse una fuerte disciplina de ahorro.

¿Cómo elegir un Plan de Pensiones?

La elección de un tipo de plan de pensiones u otro dependerá en gran medida de tres factores: el perfil del inversor, la edad del partícipe y el nivel de ingresos que se espera obtener tras la jubilación.

En Caser Pensiones hemos diseñado diferentes herramientas que combinan los diferentes factores que determinan el plan más adecuado. En esta misma página dispone de:

  • Tu perfil ahorrador. Con este simulador usted podrá conocer el perfil inversor que más se ajusta a sus preferencias.
  • Planificador financiero. Se trata de un simulador con el que podrá conocer su pensión de jubilación futura y el complemento necesario que debería realizar a un plan de pensiones para mantener su nivel de ingresos en la jubilación.

Además, si está interesado puede ponerse en contacto con nosotros y un asesor profesional le recomendará sin ningún tipo de compromiso el plan que mejor se adapte a sus necesidades.

Límites y régimen fiscal de aportaciones al plan de pensiones

Las aportaciones anuales al conjunto de planes de pensiones del que la persona sea partícipe están sujetas a un límite general de 8.000 euros.

No obstante las personas con discapacidad física o sensorial igual o superior al 65%, psíquica superior al 33% o incapacidad declarada judicialmente con independencia del grado podrán aportar hasta un límite de 24.250 euros. Adicionalmente, los familiares de personas con dicha discapacidad (en línea directa colateral, hasta el tercer grado o cónyuge) podrán realizar aportaciones a favor de estas, de forma complementaria, siempre con el límite de 10.000 euros anuales. Si existieran varias aportaciones a favor del minusválido, serán objeto de reducción, en primer lugar, las realizadas por el propio minusválido y sólo si las mismas no alcanzan el límite indicado, podrán reducirse las aportaciones de los familiares. En ningún caso podrá superarse conjuntamente el límite de 24.250 euros

La inobservancia por el partícipe de los límites anteriores, salvo que el exceso de tal límite sea retirado antes del día 30 de junio del año siguiente, será sancionada con una multa equivalente al 50% de dicho exceso; sin perjuicio de la inmediata retirada del citado exceso del plan o planes de pensiones correspondientes.

A efectos de la realización de aportaciones al plan de pensiones, se utilizará el valor diariamente fijado de la cuenta de posición del plan, aplicándose el correspondiente a la fecha en que se haga efectiva la aportación.

Las aportaciones al plan de pensiones tendrán la ventaja fiscal de reducir la Base Imponible del IRPF del partícipe, con los límites máximos que a continuación se detallan:

  • Límite anual: 8.000 euros (con el tope del 30% de la suma de rendimientos del trabajo y de actividades económicas).
  • Adicionalmente, si su cónyuge percibe rentas inferiores a 8.000 euros anuales, podrá reducir las aportaciones realizadas a su favor, con el límite máximo anual de 2.500 euros.

Régimen fiscal de percepciones del plan de pensiones

Las cantidades percibidas del plan de pensiones tributarán como rendimiento del trabajo en la declaración de I.R.P.F., al tipo que corresponda en el caso de cada contribuyente.

Se aplicará una reducción del 40% a la parte de rendimientos del trabajo que corresponda a aportaciones (y sus rendimientos) realizadas antes del 31 de diciembre de 2006, siempre que la prestación se perciba en forma de capital y según las siguientes reglas temporales:

  • Contingencias acaecidas a partir de 1 de enero de 2015, el capital con derecho a reducción se deberá cobrar en el mismo ejercicio o en los 2 siguientes al acaecimiento de la contingencia.
  • Para las contingencias acaecidas entre los años 2011 y 2014, el capital con derecho a reducción deberá cobrarse en los 8 ejercicios siguientes al acaecimiento de la contingencia.
  • Y para las contingencias acaecidas en el año 2010 y anteriores, el capital con derecho a reducción deberá cobrarse antes del 31/12/2018.


En caso de percibir prestaciones de varios planes de pensiones, podrán beneficiarse de la reducción del 40% si el cobro de los capitales (de los distintos planes) se produce en el mismo ejercicio fiscal.

Cuándo solicitar el cobro de su Plan de Pensiones

Los derechos consolidados del plan de pensiones no son reembolsables en tanto no se produzca alguna de las contingencias cubiertas por éste, con las excepciones indicadas en el apartado "supuestos de efectividad de los derechos consolidados".



Contingencias
Las contingencias por las que el partícipe puede solicitar la prestación de este plan de pensiones son:

  • Jubilación del Partícipe, determinada conforme al régimen de Seguridad Social aplicable al Partícipe.
  • Incapacidad total del Partícipe para la profesión habitual o absoluta para todo trabajo y gran invalidez, situaciones éstas determinadas conforme al régimen de Seguridad Social aplicable al Partícipe
  • Fallecimiento del Partícipe o Beneficiario, que puede generar derecho a prestaciones de viudedad, orfandad o a favor de otros herederos o personas designadas.
  • Dependencia severa o gran dependencia del Partícipe regulada en la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia.


Supuestos excepcionales de liquidez
Además de las contingencias detalladas en el apartado anterior, el partícipe podrá rescatar el plan de pensiones en los siguientes supuestos:

  • Desempleo de larga duración del Partícipe. El desempleo de larga duración se define como la situación legal de desempleo de un partícipe o asegurado, sin derecho a las prestaciones por desempleo en su nivel contributivo, o de un partícipe que haya agotado dichas prestaciones y esté inscrito como demandante de empleo.
  • Enfermedad grave del Partícipe o de alguno de sus ascendientes o descendientes (en primer grado o persona que, en régimen de tutela o acogimiento, conviva con el partícipe o de él dependa). Dicha enfermedad deberá ser constatada como enfermedad grave y, por supuesto, deberá ser acompañada del debido parte médico que certifique la invalidez temporal o permanente.

Botón asesoramiento personalizado

Utilizamos cookies, propias y de terceros, con la finalidad de optimizar la oferta de nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Más información. cerrar